El mundo árabe es un conjunto de países que en su mayoría tienen costumbres, tradiciones y religiones en común Egipto, Irak, Líbano, Arabia Saudita y Yemen son algunos de ellos.

La cocina de cada uno de estos países es distintiva y hay enorme variación regional, pero en su conjunto podemos detectar ciertas similitudes, ingredientes y platillos que pueden encontrarse en la región. Hablaremos de estos en los siguientes párrafos.

La carne que se consume predominantemente es la de cordero, cabra y pollo. La carne de res es menos común y la de puerco es muy escaza, el consumo de puerco está estrictamente prohibido por la religión islámica que sigue gran parte de la población árabe.

Las hierbas, especias y aromáticos que sazonan los platillos de la región suelen ser azafrán, ajo, canela, tomillo, perejil, comino, sésamo, pimienta y la cúrcuma.

Las leguminosas son parte esencial de la dieta árabe, garbanzos, lentejas y habas son populares. El hummus, una crema de puré de garbanzos cocidos, aceite de oliva y pasta de tahina (ajonjolí molido) es omnipresente en la región árabe. En el idioma árabe, hummus de hecho significa solamente garbanzo.

Otra especialidad a base de leguminosas es el faláfel, croquetas de garbanzo o haba populares en el oriente medio y se acompañan con tahina y pan pita.

El pan de pita es un tipo de pan plano que no se elabora con levadura. Se utiliza en toda la región, aunque con diferentes nombres.

El baba ghanoush es un platillo que se prepara mezclando berenjena, tahina, aceite de oliva y especias. Junto con el falafel, el hummus los dolmas y las aceitunas, forma parte del meze, una sección de pequeños platillos que se acompañan con bebidas alcohólicas, quizá los antecesores de las tapas españolas.

El dolma a su vez es una hoja de parra rellena de una mezcla de arroz, con cebollas, carne picada, piñones y distintas especias.

El manakeesh es una especie de pizza, un pan plano con ingredientes encima ya sea tomillo, queso o carne molida.

El tabuleh es una ensalada de trigo, perejil, menta, aceite de oliva y limón. Es un platillo vegetariano popular con grandes variaciones regionales.

El moussaka es un popular platico con base en la berenjena, la cual se cocina con carne molida, tomates y salsa blanca. Se consume frío o caliente.

El shawarma, doner kebab y gyro son especialidades árabes. Los tres nombres se refieren a un pincho giratorio con carne diversa, que se corta y sirve mientras se va cocinando a las brasas. El doner kebab tiene su origen en Turquía y puede ser de cordero o pollo. El shawarma es la versión de oriente medio y el gyro es el nombre que se le da en Grecia. Cada versión se sazona diferente y acompaña de forma única. En México, la carne al pastor es un platillo inspirado en los anteriores.

Entre los postres de la región, el baklava es el más popular. Pasta hojaldrada con nueces y miel, una especialidad con miles de años de antigüedad.